Lámparas de leopardo


No lo dudes, no hay nada que ilumine mejor tu casa como una lámpara de leopardo. Desde que Thomas Edison la inventase a finales del siglo XIX, han surgido números tipos, con formas, colores y tamaños de lo más variados.

Sin embargo, tú como buen inconformista que eres siempre has echado de menos algo que rompa con lo habitual. Por ello, en nuestra tienda online también hemos querido incluir este espacio para que puedas decorar tu casa, trabajo o lugar en el que pasas la mayor parte de tu tiempo.

En Deleopardo hacemos lo que más nos gusta y es seleccionar para ti las mejores lámparas con el motivo que mejor nos representa, el leopardo.

¿Por qué comprar lámparas de leopardo?

Si pensamos en la decoración de cualquier casa, estudio u oficina, a todos nos viene a la cabeza la marca sueca por definición. Sin embargo, estás harto de hacer su repetitivo circuito lleno de obstáculos y dificultades: carritos atravesados, niños llorando o ancianos que se desplazan a la velocidad de un caracol de jardín, por no hablar de los dependientes que no saben distinguir una silla de un sillón, lo que puede implicarte una media de hora y media de tu tiempo sin llagar a encontrar aquella lámpara que deseas.

Tú, que eres una persona práctica y que no entiende de modas pasajeras, ni de colecciones basadas en tendencias que provienen de países fríos donde su plato de comida estrella es el salmón o el arenque, necesitas que tus espacios se llenen de calidez y personalidad.

En Deleopardo queremos iluminarte con la calidez del estampado más felino del mercado, sin que tengas que dedicar tiempo y esfuerzo a realizar tu compra, y todo ello sin renunciar a calidad o diseño.

Por eso, ahora puedes comprar tu lámpara favorita dentro de nuestra cuidadosa selección, ya sea de techo, sobremesa, mesa o cabecera de dormitorio, entre otros.
Echa un vistazo a nuestro catálogo y deja que la bombilla se te encienda para dar claridad a aquellos rincones grises y oscuros que te piden a gritos un cambio inmediato.

Tenlo por seguro, si Thomas Edison fuese de nuestra época, ¡tendría su lámpara de leopardo en su mesita de noche!

Además de lámparas de leopardo también tenemos: